sábado, 4 de agosto de 2018

DIA 216: 2. ¿QUÉ ES EL AUTOCONCEPTO?

Según Wikipedia, el autoconcepto es la opinión que una persona tiene sobre sí misma, que lleva asociado un juicio de valor.

El autoconcepto puede definirse como todas aquellas ideas, hipótesis y creencias que tenemos de nosotros mismos, es decir, la forma en la que nos percibimos.

El psicólogo Dr. Bruce A. Bracken sugirió en 1992 que existen 6 dominios específicos relacionados con el autoconcepto:

Social: la capacidad de interactuar con los demás
Competencia: la capacidad de satisfacer las necesidades básicas
Afecto: la toma de conciencia de los estados emocionales
Físico: sensaciones acerca de la apariencia, salud, condición física y apariencia en general
Académico: éxito o fracaso en los estudios
Familia: qué tan bien funciona una persona dentro de la unidad familiar

El psicólogo humanista Carl Rogers consideraba que había 3 distintas partes del autoconcepto: autoimagen, autoestima y autoideal

Congruencia e Incongruencia

Nuestros autoconceptos no siempre están perfectamente alineados con la realidad. Algunos estudiantes pueden creer que son excelentes en lo académico, pero sus transcripciones escolares pueden contar una historia diferente.

Según Carl Rogers, el grado en que el autoconcepto de una persona concuerda con la realidad se conoce como congruencia e incongruencia . Si bien todos tendemos a distorsionar la realidad hasta cierto punto, la congruencia se produce cuando el autoconcepto está bastante bien alineado con la realidad. La incongruencia ocurre cuando la realidad no concuerda con nuestro autoconcepto.

Rogers creía que la incongruencia tiene sus raíces más tempranas en la infancia. Cuando los padres colocan condiciones sobre su afecto por sus hijos (solo expresan amor si los niños "se lo merecen" mediante ciertos comportamientos y satisfaciendo las expectativas de los padres), los niños comienzan a distorsionar los recuerdos de experiencias que los hacen sentir que no merecen el amor de sus padres.

El amor incondicional, por otro lado, ayuda a fomentar la congruencia. Los niños que experimentan tal amor no sienten la necesidad de distorsionar continuamente sus recuerdos para creer que otras personas los amarán y los aceptarán tal como son.

Fuente: verywellmind.com y wikipedia