sábado, 18 de agosto de 2018

DIA 230: 16. ¿QUÉ ES LA AUTODISCIPLINA?

La autodisciplina es la capacidad de seguir reglas impuestas personalmente, con orden y constancia, usando solo la fuerza de voluntad.
La autodisciplina es una virtud que se adquiere con constancia. Ser una persona disciplinada implica enfocarse en las metas que se desean alcanzar, ya sea, en el ámbito personal, laboral o académico.
La capacidad de autodisciplinarse requiere de la transformación de la disciplina en hábito, respetando las reglas y normas impuestas por cada uno hasta que se vuelva algo normal.
Fuente: significado.com

La fuerza de voluntad, autocontrol, resolución, determinación, carácter, conducción, valor, diligencia y resistencia. Ninguno de estos rasgos o características se produce por accidente, ni aparecen por arte de magia: No tienen nada que ver con la suerte o la genética. Estos valores son deliberadamente desarrollados y cultivados por los hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida con el fin de lograr ser mejores. Cuando una persona posee estas características, adquiere la capacidad de forjar su destino, a través de la sabiduría y la perseverancia.
Fuente: peacerevolution.net

Para adquirir autodisciplina es necesario tener determinación y practicarlo cada vez que es posible para que se vuelva un hábito. Para ello, es importante tener en cuenta algunos puntos para empezar a fortalecer esta virtud.

1) Usar bien el tiempo: debemos programar nuestras actividades para conseguir nuestros objetivos diarios.
2) Identificar nuestras fortalezas: es importante reconocer lo que sabemos hacer para usarlos a nuestro favor.
3) Conocer las prioridades: es necesario tener claro cual es el orden de importancia de nuestros quehaceres.
4) Rodearse de personas que nos apoyen: esto ayudará a generar más motivación.
5) Tomar decisiones con información limitada: conseguir ser rápidos en la acción le da foco a lo que queremos hacer y no postergarlo indefinidamente.
6) Elegir actuar: entre hacer o no hacer es siempre preferible lo primero.
7) Anotar todo: es un mecanismo que nos ayuda a no olvidarnos de nada.
8) Dejar de ser perfeccionista: el hábito de la disciplina necesita de tiempo, por lo tanto si dejamos de ser perfeccionistas evitamos estar siempre nerviosos y actuar.
Fuente: significados.com