martes, 7 de agosto de 2018

DIA 219: 5. ¿QUE ES EL AUTORESPETO?

El autorespeto es el respeto por nosotros mismos como seres humanos dignos y valiosos, que necesitamos no solo que nos comprendan y nos valoren los demás sino ante todo, nosotros mismos. Mirarnos atentamente y saber cuánto valemos, reclamar y luchar por satisfacer nuestras necesidades personales, sin dañarnos ni tratando de sobrepasar nuestros límites. ¿Cuántas veces hemos exigido a nuestro cuerpo y nuestra mente más de lo que le pediríamos a otro que haga? ¿Alguna vez hemos incorporado a nuestro organismo sustancias que nos ponen en peligro o nos enferman? ¿Descansamos en forma adecuada? ¿Reflexionamos sobre lo que nos conviene para nuestro futuro para llegar a realizarnos nosotros y no cumplir expectativas ajenas?

El respeto es una de las cualidades más importantes en su relación con cualquier persona, y no hay ninguna excepción cuando se trata de su relación consigo mismo. El respeto a sí mismo abarca una multitud de ideales, pero se refiere a ser el tipo de persona con la que se está satisfecho mostrar al mundo y ser alguien del que usted y las personas que le importan están orgullosos. El respeto por uno mismo se trata de tener un sentido de honor y dignidad sobre usted mismo, sus elecciones y su vida. Se trata de tratar bien a los demás y de saber que al hacerlo, otros te tratarán bien a cambio. Por último, el respeto por uno mismo es saber que no todos te tratarán bien y, sin embargo, elegirán respetar a todos, pero aún sabiendo que te mereces estar rodeado de grandes personas.

El respeto por uno mismo tiene que ver con tener el coraje de defenderse a sí mismo cuando se le trata de una manera que es menos de lo que se merece. Se trata de conocer su valor y tener la capacidad de ajustar su vida y sacar a la gente de ella si le están tratando mal. Si te respetas a ti mismo, naturalmente exigirás el respeto de los demás sin tener que hacer gran cosa. Las personas que se respetan a sí mismas tratan a los demás con respeto, pero reconocen que no todos los demás harán lo mismo. En lugar de rebajarse a su nivel e irrespetarlos, simplemente no debes interactuar con ellos porque debes respetarte lo suficiente como para saber que son una pérdida de tiempo que podrías invertir en mejores personas.

El respeto por uno mismo se trata de ser el tipo de persona de la que te sientes orgulloso y el tipo de persona que agrada a las personas que te importan. Si reflexionas sobre tu vida y las cosas que has hecho y sientes un fuerte sentido de la dignidad, es probable que tengas un gran respeto por ti mismo. La capacidad de enorgullecerse de uno mismo es el aspecto primordial del respeto por uno mismo. Si no está orgulloso de quién es o de lo que ha hecho en su vida, entonces podría estarse subestimando a corto plazo o comprometiendo sus valores. Si tus amigos, familiares y mentores están orgullosos de ti y te respetan, ese es un gran indicador de que te estás respetando a ti mismo porque las personas que conoces te considerarán digno.

Si sé respetarme a mí mismo, voy a hacer eso mismo con los demás, ya que no me gustaría que me faltasen el respeto y, por tanto, no les haría a los demás lo que no me gustaría que me hagan a mí.

Si me respeto a mí mismo, no me autolesionaría, no me cortaría los brazos, no me drogaría, no comería en exceso, no me involucraría en relaciones tóxicas, pondría un "¡pare!", un "¡alto!", ya que me respeto a mí mismo, a mi cuerpo, a mi esencia interior.

Lo opuesto al autorespeto es la autolesión o la autodestrucción; el hacerse daño a uno mismo.


5 TIPS PARA RESPETARTE A TI MISMO

  1. Trátate bien
  2. Sé honesto contigo mismo
  3. Rodéate de personas que te traten bien
  4. Conócete a ti mismo
  5. Aplica la empatía: Ponte en el lugar de los demás
En definitiva, si confías en ti mismo y te enorgullece quién eres, te estás respetando siendo la persona que deseas mostrar al mundo. Trata a los demás con el mismo respeto que te estás dando a ti mismo, y la mayoría de personas te tratarán bien a cambio. Ten el respeto suficiente por los demás para nunca tratar mal a las personas, pero ten suficiente respeto por sí mismo para saber que mereces estar rodeado de buenas personas. El respeto propio es la base de una buena relación contigo mismo y eventualmente con los demás, por lo que es imperativo construir una base sólida capaz de resistir cualquier cosa.

Fuente: deconceptos.com, sebascelis.com, theodysseyonline.com